La Puerta de Ghiberti.

“Es tan bella que quedaría bien en la entrada del Paraíso”, exclamó Miguel Ángel cuando contempló esta imponente puerta, creada para la entrada oriental del baptisterio de Florencia.

Sus dimensiones la hacen sobrecogedora, pero hay un dato que escapa a la visión, el peso, y que tanto cuesta trasmitir en las fotografías. Los ocho mil kilogramos de bronce cubiertos por oro escapan a mi entendimiento. Desconozco la intención de Ghiberti, pero trato de imaginar cómo él necesitaba arrancar todas las capas que hacían borroso a un insensible trozo de bronce, incluso invisible, indiferente, para la mirada de unas imágenes nítidas. Unas caprichosas sombras me permiten reinterpretar las escenas del Antiguo Testamento. Para ello, cuento con la inestimable ayuda de mi cámara.

18012016-_DSC5486 18012016-_DSC5485 18012016-_DSC5483 18012016-_DSC5478

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s